15 de Septiembre

Pablo Riedemann

5 min

Silicon Fund | Nvidia Apunta a las Nubes

Buenas, muy buenas tardes a todos!

Seguramente habrás visto que NVIDIA estaría comprando ARM. Si esta transacción logra las aprobaciones necesarias será sin lugar a dudas una de las transacciones más importantes en la industria de los Semiconductores de los últimos años.
Hablando sobre nuestro fondo Ameris DVA Silicon Fund, hemos comentado sobre ARM. Esta compañía que es clave en la tendencia del almacenamiento y uso de datos, pero que no podíamos tener debido a que estaba bajo el alero de la gigante japonesa Softbank.
Todo eso podría cambiar, ya que Nvidia (en nuestro portafolio) ofertó USD 40 BN por quedarse con la compañía basada en Inglaterra.

¿Qué hace ARM?

¿Tienen un teléfono de Apple, Samsung, Huawei o Xiaomi? Entonces conocen perfectamente la tecnología de ARM, ya que los procesadores de estos teléfonos se basan en los diseños de la compañía (de hecho tienen un 90% de participación de mercado).
Además, la estrategia de los últimos años ha sido la expansión hacia los computadores (los Mac cambiarán los procesadores de Intel por los de ARM), y hacia los data centers (anunciaron una alianza con Amazon para desarrollar chips especializados).

¿Por qué la compra Nvidia?

Recordemos que Nvidia es la compañía líder en el diseño de los GPUs, circuitos integrados especializados en operaciones paralelas, presentes principalmente en el mercado de los juegos y de los data centers.
La adquisición de ARM le dará a Nvidia el complemento a los GPUs que tanto le hacía falta, los CPUs (o unidades de procesamiento central). Al poseer el diseño de ambas tecnologías, Nvidia apostará fuertemente por el desarrollo de la inteligencia artificial aplicada a la nube (también conocida como Edge computing). Esta es una de las principales tecnologías que ayudarán a digitalizar nuestro mundo, y por las que apostamos en el fondo.

¿Y ahora qué?

Por ahora debemos esperar. Las entidades regulatorias tienen 18 meses para oponerse a la transacción. Debido al tamaño de ambas compañías, evidentemente existen conflictos relacionados al poder monopólico que podrían ejercer, además de los temas geo-políticos que hoy en día abundan (ARM, radicada en Inglaterra, vende sus diseños a compañías de todo el mundo).

¿Qué implica esto para el Silicon Fund?

La ejecución de esta transacción sería una muy buena noticia para el Silicon Fund. Una compañía fundamental de la industria a la que no teníamos acceso se intregraría al portafolio. Más aún, esta noticia refuerza una parte central de nuestra tesis al ver esta industria: la consolidación de los participantes. La entrada de competidores externos se ve cada vez más lejana, y son los mismos participantes (presentes en el fondo), los que se pelean por extraer el valor de la digitalización de nuestro mundo.