7 de Julio

DVAenCuarentena

Pablo Riedemann

8 min

DVAenCuarentena | Precrastinando

¿Se acuerdan de cuando hablamos de disciplina? Les conté de la anti-disciplina, personificada en Tim Urban, autodenominado "Maestro Procrastinador". Esta vez cruzamos la vereda para conocer a su antítesis, Adam Grant.

Buenos días!
Primera vez que mandamos este correo tan temprano, lo podrán acompañar de un café en vez de la cerveza con la que lo hacen cada martes.

"I neves made one of my discoveries through the process of rational thinking" - Albert Einstein

¿Se acuerdan de cuando hablamos de disciplina? (lo pueden revisar acá) Les conté de la anti-disciplina, personificada en Tim Urban, autodenominado “Maestro Procrastinador”. Esta vez cruzamos la vereda para conocer a su antítesis, Adam Grant.

1 – The surprising habits of original thinkers (Charla TED – 15 min)

Antes de ver la charla habría pensado que eliminando la procrastinación se eliminarían todos mis problemas, pero encontré muy interesante la relación que tiene con la creatividad.

Adam Grant Laffer curve.PNG

Es muy difícil analizar la creatividad, sobre todo a los que estudiamos una carrera matemática y nos encanta ponerle números a todo. Sin embargo, últimamente he notado que las mejores ideas para estos correos se me ocurren en la ducha, y descubrí que no estoy solo.

2 – Aburrimiento y Creatividad (Artículo – 1 min)

Estoy de acuerdo con la autora de que cada vez tenemos menos momentos en los que estamos aburridos, la distracción está siempre en nuestro bolsillo o en la mesa. Es interesante que la creatividad se esconda en los momentos de aburrimiento.

Quizás la cuarentena nos entregue una herramienta para fomentar nuestra creatividad. Como dice el artículo, los momentos en que se nos ocurren las mejores ideas son cuando estamos haciendo algo distinto, y trabajar a distancia nos permite tener más de esos momentos. Para aprovechar esto al máximo, necesitamos que nuestra oficina en la casa funcione.

3 – Guía para Trabajar desde la Casa (Mini-Libro – 72 págs.)

En el enlace podrán descargar gratis un libro con una guía para tener una buena oficina en la casa. Hay cosas más o menos obvias (no trabajen de la cama), pero otras más interesantes. Por ejemplo, podemos usar breaks de trabajo para ir preparando poco a poco un almuerzo que si lo hiciéramos de corrido nos tomaría más que una salida a comer.

En nuestra oficina se está conversando de mantener este formato de trabajo a distancia incluso después de la cuarentena, quizás a ustedes también les haga sentido. Si ese fuera el caso, vamos a tener que dejar de trabajar desde la mesa del comedor. Yo partí por comprar este mouse ergonómico en Linio. Es distinto, pero de a poco me he ido acostumbrando, espero que mi muñeca lo agradezca a los 60.

Que tengan una buena semana!

Si quieres suscribirte a esta serie de correos puede hacerlo acá

Etiquetas