5 de Octubre

Pablo Riedemann

5 min

¿Qué tienen en común las series The Office, Friends y Grey's Anatomy?

Para comenzar, todas fueron un éxito

Las tres series cuentan en total con 35 temporadas (Grey’s Anatomy todavía sigue grabándose, y ya va en la temporada 16). En el año 2018, según un estudio de WSJ Observer, estas tres series fueron las más vistas en Netflix en Estados Unidos. Ninguna de estas series, eso si, fue producida por Netflix.

Tanto The Office (NBC), como Friends (Warner) y Grey's Anatomy (Disney) fueron parte de la estrategia inicial de Netflix de reunir el mejor contenido en su plataforma, independiente de quien lo hubiese producido.

El panorama a futuro probablemente se verá muy distinto, debido al cambio estratégico fundamental en la industria, que ha llevado a cada proveedor de contenido a lanzar su propia plataforma para llegar directo al consumidor.

Este cambio implicó que tanto The Office como Friends dejen de estar en Netflix en EEUU, (los contratos se negocian por regiones, motivo por el cual Friends sigue en Netflix en Chile) al mismo tiempo Netflix se vio obligado a impulsar la creación de contenido propio, al punto que reportaron que en julio de 2019, un 37% del contenido consumido en la plataforma era de elaboración propia.

Los dueños del contenido, por su parte, están lanzando al Mercado sus propias plataformas para mostrar el contenido. El lanzamiento más exitoso fue el de Disney+, que gracias a la serie “The Mandalorian”, logró en su primera semana llegar a los 10 MM de suscriptores. Otros lanzamientos han generado menos revuelo mediático, como el lanzamiento de Apple TV+, mientras que para este año se espera que se estrenen al mercado los servicios de Comcast y AT&T.

La pregunta que surge es: ¿Estarán dispuestos los clientes a pagar por tantos servicios? Según encuestas, la gente estaría dispuesta a tener entre 2 o 3 servicios, pero no más. Es por lo mismo que todas estas compañías están invirtiendo una cantidad de capital importante en el desarrollo de contenido, para poder satisfacer las necesidades de sus clientes.

Una solución posible al problema de las múltiples plataformas sería que aparezca un agregador de contenido que “empaquete” el contenido de varios proveedores. Dado el recelo que han mostrado las compañías a compartir su contenido, en DVA vemos esta opción como poco probable. Sin embargo, lo más probable es que estas plataformas sí sean parte de un paquete, pero de otro tipo de servicio.

Por ejemplo, Comcast – dueño de NBC Universal – es uno de los principales proveedores de internet de EEUU, por lo que probablemente proveerá su servicio de streaming a sus suscriptores de internet. Lo mismo puede ofrecer Disney, ya sea a sus suscriptores de cable como a los asistentes de sus parques. Todo esto sin mencionar el uso que le pueden dar a los datos que recolecten de sus usuarios.

Por lo pronto, como consumidores tendremos la ardua misión de mantenernos al día con la avalancha de nuevas series y películas que se estrenan semana a semana.

Etiquetas